19 enero 2007

Montaña Riano: despoblación de fauna, flora y humana

Han pasado 18 años desde la inundación de sus más céntrales y productivos valles que garantizaban la cohesión entre el resto de los valles de la Comarca. Desde entonces no solo la población (fauna, flora y humana) que sobrevivió se ha visto diezmada, sino que cada vez se encuentran más alejados unos de otros .Uno de los más famosos y radio-seguidos osos Riañeses, "el Salsero", murió ahogado en las aguas del recien estrenado pantano. Desde entonces no ha vuelto a nacer un solo oso en la inundada Montaña. Con "el Salsero" murieron los cotos de truchas, el mejor arroyo de cangrejos, grandes extensiones de prados de narcisos autóctonos –emblema de la Comarca- y murió también el Parador Nacional de Riaño sepultando el turismo ya entonces existente. Con el "el Salsero" sucumbió gran parte de los que hasta entonces había sido la riqueza de la Montaña de Riaño.

Toda esta destrucción se justificó con grandes promesas de prosperidad para León. Riaño iba a contar con un nuevo Parador Nacional en cuanto fuera posible y las aguas del Pantano posibilitarían un auge turístico sin precedentes. Las llanuras del sur de León contarían con agua sin límites que sacarían de la pobreza a miles de regantes.

La realidad actual es distinta: La pobreza generada en león es evidente y cada día más acusada mientras estas aguas tan letales para León sirven para generar :
(1) la prosperidad de empresas eléctricas que invierten sus ganancias fuera de león,
(2) la prosperidad de regantes palentinos y vallisoletanos al desviar las aguas del Esla
(3) crear vida –y negocio- en los rios palentinos y vallisoletanos que donde solo había lechos resecos hoy gracias al agua robada a Riaño disponen de rentables cotos de pesca.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya hemos colaborado suficiente con otras comarcas, ahora vamos a pensar un poco en nosotros.

¿Por qué no probar a explotar razonablemente nuestros recursos, que por escasos e inexistentes en otras zonas de España, serán apreciados por una franja de población culta, respetuosa y con capacidad de gasto? No tenemos que inventar nada, lo tenemos ahí mismo...

Para ello será necesario tener una oferta interesante, imaginativa, y una red de alojamientos buena. Y es imprescindible darlo a conocer.

Parece fácil, pero esos son nuestros puntos débiles.

Anónimo dijo...

EL PASADO ES EL FUTORO EN RIAÑO
¡¡VACIEMOS EL PUTO PANTANO!!

agustín lasai rodríguez dijo...

PERDÓN, REPITO:
EL PASADO ES EL FUTURO EN RIAÑO.
¡¡VACIEMOS EL PUTO PANTANO!!